Entradas

PAN

¿Y tú cómo te comportas?: ¿padre, adulto o niño?

Las siglas P.A.N. hacen referencia al modelo de los 3 estados o niveles del YO, que podemos encontrar dentro de la teoría psicológica denominada Análisis Transaccional. Esta teoría propuesta por el doctor en psiquiatría Eric Berne, considera que el individuo estructura su personalidad en 3 niveles del yo:

PADRE: tiene como función juzgar, ordenar, criticar, proteger, aconsejar, etc. Nuestras conductas se encuentran supeditadas a valores tales como autoridad, tradición, normas, responsabilidad, amparo, cariño, “lo que debe ser”…

ADULTO: se caracteriza por el análisis de las situaciones, la reflexión continua, la evaluación y planificación, y la aprobación de protocolos sociales. Nos comportamos según lo establecido por la sociedad, cultura, etc.

NIÑO: en este estado del yo, el individuo siente, intuye, crea. Actuamos con ingenuidad y curiosidad, nos dejamos llevar por la alegría, la tristeza, el enfado, el llanto, la crueldad y sobretodo somos seres vitales.

Según el autor, al nacer tenemos y utilizamos los 3 niveles en función de la situación en la que nos encontremos. Años más tarde, el hábito de utilizar más y de forma continuada uno de estos niveles hace que tengamos respuestas emocionales condicionadas a ese nivel y es esto lo que determinará nuestra personalidad.

Para entender cómo funcionan estos tres niveles, imaginémonos que nuestro YO está compuesto 3 cubos de agua. Cada cubo de agua representa uno de los niveles: Padre, Adulto, Niño; y el agua, que es limitada y representa nuestra energía vital ha de repartirse entre los tres contenedores.

¿Qué pasará si destinamos gran parte de nuestro “agua” a uno de los cubos? Si esto sucede su peso aumenta y el nivel de agua del resto de cubos disminuirá e incluso uno de ellos puede quedar vacío, es decir sin energía. Esto provoca que en nuestro día a día, ante las diversas situaciones y desafíos que nos proporciona la vida, respondamos con conductas emocionales que derivan del cubo que tenemos más lleno, de nuestro nivel del yo predominante (padre, adulto, niño).

¿Cómo podemos utilizar esta teoría en nuestra profesión de coach?

Como todos conocéis el Coaching es una metodología que se alimenta de diferentes disciplinas con el fin de potenciar las capacidades de los clientes, y como consecuencias sus resultados. En concreto, el Coaching utiliza el Análisis Transaccional en aspectos tales como la comunicación, autoestima, relaciones de pareja, etc.

Actualmente, existe en el mercado una amplia oferta de formaciones complementarias en el ámbito del Coaching que nos pueden proporcionar un enriquecimiento tanto a nivel personal como laboral y el Análisis Transaccional es uno de ellos. Si decidís ampliar vuestro conocimiento sobre este tema, os recomendamos que lo hagáis a través de cursos homologados por la ICF.